Una cortina de aire es un equipo de ventilación que crea una barrera invisible sobre la puerta para separar dos ambientes diferentes de manera eficiente y sin limitar el acceso de las personas o vehículos.

El ahorro energético de la pantalla de aire reduce el coste de calefacción y refrigeración en más del 80% mientras mantiene y protege la climatización interior y el confort de la gente.

En Tecnología Eléctrica Aplicada gozamos de una gran variedad de cortinas de aire: de aire expulsado caliente o frío, pero todas ellas cumplen a la perfección su función: mantener el ambiente a la temperatura deseada y sin contaminación exterior, al mismo tiempo que permiten ahorrar en energía.

Al estar más abiertos al público y en constante tráfico de personas, la climatización de los locales se pierde al escaparse por las salidas al exterior y se produce un derroche enérgico muy importante.
Para solventar este problema están las cortinas de aire, un flujo de aire que se sitúa justo a la entrada del comercio en cuestión e impide que el ambiente de dentro se vaya. Este sistema aporta muchos beneficios a los negocios que no pueden mantener las puertas cerradas de la gran cantidad de gente que se encuentra entrando y saliendo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies