Una iluminación correcta es aquella que permite distinguir las formas, los colores, los objetos en movimiento y apreciar los relieves, y que todo ello, además, se haga fácilmente y sin fatiga, es decir, que asegure el confort visual permanentemente. El análisis ergonómico de la iluminación de un puesto o zona de trabajo, pasa por tener en cuenta diferentes condicionantes.

Desde el punto de vista energético y medioambiental, podemos destacar que aunque el peso específico de la iluminación respecto al consumo total de energía de una oficina, varía entre un 20% y un 40% según la zona geográfica donde esté ubicada, hay que resaltar que el consumo en iluminación de este sector representa un 2% del consumo eléctrico nacional y es responsable de la emisión a la atmósfera de 2.340.000 toneladas de CO2/ año.

Todos estos datos sirven para recalcar, más si cabe, la importancia de contar con una iluminación eficiente y eficaz en nuestras oficinas. Y para ello, nada mejor que confiar en nuestra empresa y pedirnos presupuesto sin compromiso.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies